Localiza de manera rápida y eficaz defectos constructivos.

Proporciona información necesaria para realizar reparaciones concretas evitando costes y molestias innecesarias, con respecto a las alterativas clásicas como las catas.

Diagnóstico energético. Permite decidir las actuaciones a llevar a cabo y comprobar la eficacia de su ejecución.

Para órganos judiciales y operadores jurídicos las imágenes térmicas constituyen pruebas irrefutables.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted